Egipto en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York

3 mayo, 2021 0 Comments

Los egipcios en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York

 

El Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, en inglés conocido como Metropolitan Museum of Art o simplemente por su abreviatura MET, es quizás el museo más famoso e importante de cuantos se ubican en la Gran Manzana. Situado en Central Park, los tesoros que encierra entre sus paredes provienen de muy diversas culturas y periodos históricos. Pero sin duda, una de las partes más espectaculares del MET es la dedicada a la cultura egipcia, siendo este uno de los epicentros universales de esta civilización fuera del propio país, con toda clase de figuras, objetos y construcciones.

 

¿Cómo empezó todo?

En 1906, el Museo Metropolitano de Nueva York inició un programa de excavaciones en Egipto que se prolongó durante 30 años y aportó a la colección innumerables piezas de gran importancia artística, histórica y cultural. Gracias a este trabajo en Egipto, la colección del MET es especialmente rica en el arte real y privado de los Reinos Medio (2040-1640 a.C.) y Nuevo (1640-1450 a.C.) y en el arte funerario del Tercer Periodo Intermedio y Tardío (1070-332 a.C.).

En virtud de un acuerdo con el Gobierno egipcio, el Museo Metropolitano obtuvo originalmente permiso para excavar en tres yacimientos: Lisht, el cementerio de la capital del Reino Medio situado en el campo de las pirámides al sur de El Cairo; el Oasis de el-Kharga, la ubicación del templo de Hibis y oeste de Tebas, el templo y el cementerio situados frente a Luxor, sede del culto al dios Amón y capital religiosa (y, en ocasiones, también política) de Egipto, con el acuerdo de que los materiales allí descubiertos se repartirían a partes iguales entre el Museo Egipcio de El Cairo y el Museo Metropolitano de Nueva York. Posteriormente, Egipto concedió también el acceso a otros yacimientos.

La primera fase de los trabajos del Museo en Egipto finalizó en 1937, para reanudarse en Lisht en 1984. Desde 1971, también se han llevado a cabo otras excavaciones en Menfis (que fue la capital del Reino Antiguo y una ciudad prominente hasta el periodo romano), las Tumbas de Senenmut y la Tumba de las Tres Esposas de Tutmosis III. Actualmente, el Metropolitan Museum of NY continúa las excavaciones en Lisht y explora el recinto de la pirámide de Senwosret III (1878-1841 a.C.) en Dahshur. En 2008, se reiniciaron los trabajos en el yacimiento de Malqata, una ciudad palatina construida en el oeste de Tebas para las celebraciones del jubileo de Amenhotep III ( 1391-1353 a.C.), donde el Museo excavó de 1910 a 1920.

 

Egipto en el MET

En la actualidad, la colección del Departamento de Arte Egipcio del Museo Metropolitano de Nueva York comprende un total de 24.000 objetos, que datan del 3.000 a.C. al 400 d.C., desde el Egipto prehistórico hasta la ocupación bizantina durante el reinado del emperador Justiniano. En general, las obras artísticas y arqueológicas de la colección reflejan la historia, la vida cotidiana, las creencias religiosas y los valores estéticos de los antiguos egipcios a lo largo de su gran civilización. Prácticamente todos los objetos de la colección están expuestos.

 

El templo de Dendur, la joya de la corona de las galerías egipcias del Museo

Uno de los elementos más destacados de la colección es el Templo de Dendur, un monumento egipcio construido hacia el año 15 a.C. por el emperador Augusto, que sucedió a la famosa Cleopatra VII en el gobierno de Egipto y la Baja Nubia.

En 1965, el gobierno egipcio regaló el Templo de Dendur al gobierno de Estados Unidos, lo que ayudó a salvar muchos monumentos nubios de ahogarse en las inundaciones del lago Nasser gracias al proyecto de la presa de Asuán. Se tardaron hasta 10 años en trasladar el Templo de Dendur al Metropolitan Museum of Art de Nueva York. Muchos de los monumentos que se salvaron fueron simplemente desmontados y trasladados a terrenos más altos, pero Dendur fue desmontado y trasladado a través del océano en 661 cajas en el S.S. Concordia Star.

Aquí podemos ver el Templo de Dendur en su localización original y en la actualidad:

templo de dendur nueva york

templo de dendur metropolitan

 

Otra de sus curiosidades es que hay representaciones del emperador César Augusto de Roma en las paredes del Templo de Dendur, ya que en una de las paredes hay dos escenas que representan a un faraón o rey que en realidad es Augusto con las vestimentas tradicionales del faraón.

En aquella época, como gobernante de Egipto, Augusto hizo construir muchos templos de estilo egipcio, en honor a las deidades egipcias. Este templo en particular honra a la diosa Isis y a Pedesi y Pihor, dos hijos deificados de un jefe nubio local.

Por otro lado, cabe destacar que el Templo de Dendur no es una tumba, ni tampoco un homenaje a un faraón muerto. Es un templo de culto que honra a los distintos dioses y aspectos mitológicos de la religión egipcia. Antes se ha mencionado que este templo en particular honra a la diosa Isis, pero no es el único dios representado. Horus, Osiris, Thoth, Hapi y Sekhmet son algunos otros.

 

Como vemos, el Metropolitan de New York es toda una delicia para los amantes de la cultura egipcia. ¿Ya has tenido la oportunidad de visitarlo? ¡Entonces eres todo un afortunado! Y si no, aquí tienes una maravillosa visita virtual al Metropolitan Museum of Art.

Si quieres recorrer sus galerías y revivir tu estancia en él, o imaginar cómo será tu primera visita al museo, no pierdas la ocasión de leer Un Enigma en Nueva York. Una de las deidades egipcias de las mencionadas anteriormente juega un papel verdaderamente importante en la historia de los protagonistas. ¿Quieres saber cuál y por qué?

 

misterios nueva york